Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Los Frei-Larraechea apuntan a la banca y a los notarios en estafa familiar

Los Frei-Larraechea apuntan a la banca y a los notarios en estafa familiar

Defensa de su patrimonio cuestiona créditos y operaciones autorizadas por instituciones financieras sobre documentos y antecedentes falsos, que permitieron a Francisco Frei mantener por 14 años la millonaria estafa.

Por: Fernando Vega | Publicado: Domingo 1 de noviembre de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

La estafa al ex presidente Eduardo Frei se pudo consumar gracias al trato favorable que su hermano Francisco habría recibido de la banca y el sistema financiero. Sin la sucesión encadenada de apoyos, favores y recomendaciones de ejecutivos todo hubiera sido muy distinto, según se desprende de la investigación judicial.

Siendo una persona políticamente expuesta (PEP), con un patrimonio pequeño y múltiples deudas, el hermano menor del ex gobernante pudo conseguir créditos millonarios e hipotecar propiedades usando el nombre del ex Presidente, quien le dio amplios poderes para administrar su fortuna, basándose en su confianza.

Hoy, en la Justicia se tramitan 28 querellas en contra de Inversiones Saturno, la sociedad donde los Frei Larraechea manejaban sus activos y que fue el vehículo a través del cual Francisco Frei cometió el desfalco, por el que se auto denunció ante la Fiscalía Centro Norte a mediados de agosto de 2019. Además, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago tramita una querella del ex mandatario por apropiación indebida, administración desleal, negociación incompatible, falsificación y uso malicioso de instrumento privado mercantil (ver recuadro).

Y todo para salvar a su propia empresa, Almadena. Almacenes de Depósitos Nacionales S.A. se llamaba la firma -hoy en quiebra y bajo administración de la síndico María Loreto Ried- del que siempre fue el hermano más cercano del ex Presidente. Su confidente y amigo por décadas. Pero hoy, las relaciones están completamente quebradas.

Fuentes cercanas comentan que este caso ha generado otro flanco en esa familia, ya tironeada por la revelación de que el también ex presidente Eduardo Frei Montalva -padre de los Frei Ruz-Tagle- fue asesinado en 1982.

Unos US$ 10 millones

De acuerdo a los cientos de documentos allegados a los juzgados para exigir los pagos de Saturno, la estafa fue creciendo vertiginosamente en los últimos años. Sobre todo, a contar de 2015, fecha que coincide con el inicio de las labores de Eduardo Frei como embajador plenipotenciario para Asia Pacífico. Antes,durante su gobierno -1994 y 2000- y posterior período, no se registraron grandes problemas en la firma.

Los créditos por los que Saturno y Eduardo Frei han sido demandados suman ya más de $ 1.800 millones y la mayor parte se concentra en bancos, factorings y sociedades que prestan dinero. Sobre todo desde 2015, cuando Almadena empezó a atravesar las complicaciones financieras, que se pronunciaron en los últimos años convirtiéndola en un saco sin fondo. A sus cercanos, Francisco Frei les ha dicho que él hizo todo para no perjudicar a su hermano, que pensaba devolverle todo cuando el negocio se recuperara. “A pesar del esfuerzo desplegado por parte de la administración de la empresa para intentar revertir la situación esto no ha sido posible, cayendo la sociedad en estado de insolvencia producto de la imposibilidad de servir sus compromisos comerciales a lo que se suma la mala situación general de la economía”, se puede leer en su solicitud de reorganización actualmente en marcha.

En Inversiones Saturno, la familia de Eduardo Frei y Marta Larraechea concentraba su fortuna, que según el mismo expresidente ha declarado proviene de la venta de su 12% de acciones de Sigdo Koppers en unos US$ 4 millones. En esa firma de ingeniería, el ex mandatario fue socio entre 1969 y 1987.

Los penalistas Juan Domingo Acosta y Alejandro Laura.

Políticamente Expuestos

En las últimas semanas, los Frei Larraechea liderados por la tercera de sus cuatro hijas, Magdalena y otros siete profesionales han estado en conversaciones con los acreedores de Saturno para acotar las pérdidas: su tío Francisco consumió los más de $ 2 mil millones que estaban en depósitos e hipotecó casi otros $ 3.500 millones en propiedades.

En total, la fortuna familiar alcanzaba en libros a unos US$ 10 millones y por eso, la estrategia ha sido objetar la entrega de los créditos por parte de las instituciones financieras, las hipotecas generadas sobre los inmuebles y todas las transacciones en las que Francisco Frei falsificó la firma de su hermano y de su cuñada Marta Larraechea.

Pedir un estudio caligráfico y una auditoría fue lo primero que Magdalena Frei y su pareja, el abogado Pedro Yaconi -experto en reestructuraciones y quiebras-hicieron el año pasado, cuando la ingeniera comercial de 46 años tomó el encargo familiar de enfrentar el desfalco.

Esa pericia les ha permitido cuestionar la autenticidad de los documentos que Francisco Frei presentó en las instituciones financieras para pedir tanta plata prestada, estrategia que apunta también a la “liviandad” con que sus departamentos de crédito y legal habrían analizado internamente los antecedentes.

Se cuestiona especialmente el tratamiento a los Frei, como “Personas Expuestas Políticamente” o PEP a las cuales se les debería exigir más antecedentes porque en todo el mundo los PEP, son personas que por su cargo e influencia podrían ser objeto de operaciones ilícitas por parte del crimen organizado, tanto por corrupción como por operaciones de lavado de dinero. Y eso probablemente no habría ocurrido. “Aprovechando su posición de hombre de confianza, y la buena fama de su hermano don Eduardo Frei Ruiz-Tagle ante instituciones financieras, en su calidad de ex presidente de la Republica, falseaba la firma y huella dactilar, para así́ obtener ingentes sumas de dinero” se lee en una de las querellas.

De paso, la estrategia apunta también hacia el rol autentificador de los notarios, ya que todos los papeles falsificados fueron timbrados por esos ministros de fe. Cuando cobraron no repararon en los engaños.

Los bancos y demás entidades aseguran ser los primeros sorprendidos, pero para muchos profesionales del sector es un secreto a voces que probablemente hubo errores internos. Pidiendo reserva de su nombre comentan que durante todo el caso a través de la veintena de querellas que se tramitan en diferentes juzgados, los Frei Larraechea también han tratado de ganar tiempo. Fue casi imposible notificarlos, recusaron a un receptor y hasta invocaron el Estado de Catástrofe por la pandemia del Covid-19 para tratar de suspender algunos procedimientos en la etapa probatoria.

Sólo los bancos Internacional y Scotiabank han insistido en seguir cobrando, según los registros judiciales disponibles hasta el cierre de esta edición. Pero con Security, ItaúCorpbanca y el Banco de Chile se llegó a un acuerdo, que implicó el pago de las deudas que estaban en regla: varios créditos en los que Eduardo Frei sí había sido aval de su hermano. De hecho el jueves, Security le levantó el embargo de un jeep Cherokee de 2018 al ex mandatario.

Estas gestiones ha sido encabezadas por el abogado Roberto Guerrero del Río, amigo personal de Frei desde la infancia, Pero Yaconi -que fue a quien Franciso Frei le confesó el fraude- y a Magdalena Frei.

Factorings tras la casa de Baztán

La catastrófica gestión de Saturno por parte de Francisco Frei implicó también la hipoteca de los numerosos activos inmobiliarios que había ido acumulando la familia. En la sociedad figuraba nada menos que la histórica casa de los Frei Larraechea, ubicada en la calle Baztán, en Las Condes y cuyo avalúo fiscal alcanza a $240.274.061.

Los factorings Factop, Finameris y la empresa de asesorías financieras Garko SPA pidieron su embargo. El primero por impagos de $ 230 millones, el segundo por $ 159 millones y la tercera por otros $ 206 millones.

Durante los alegatos, los Frei Larraechea argumentaron que la tasación comercial del inmueble de calle Baztán no es inferior a los $500 millones, monto que superaría las deudas por las que sería rematado. Incluso sostuvieron que su embargo “afectará́ de forma sensible a la familia, al tratarse del inmueble que sirve de residencia familiar” y ofrecieron otra propiedad: un departamento en La Parva tasado en $182 millones.

Y esa ha sido otra “viga” de la estrategia: allanarse a pagar lo que Eduardo Frei sí garantizó. Con ello, se busca controlar mejor el riesgo de verse expuestos a que todos los acreedores quieran pagarse con cargo a los remates.

En lo civil, los Frei Larraechea cuentan con un equipo formado por Karen Villagra, Dante Hernández y Carlos Pizarro. En las próximas semanas esperan seguir cerrando flancos, cuestionando los créditos y operaciones autorizadas sobre los documentos y antecedentes falsos, que permitieron a Francisco frei mantener por 14 años la estafa. Especialmente el último tiempo.

Catorce años de fraude

Por su participación como autor de siete delitos cometidos ente 2005 y fines de 2019, el fiscal Javier Jacir solicitó esta semana al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago una audiencia para formalizar a Francisco Frei.
Según la solicitud, al economista se le imputa apropiación indebida, administración desleal, estafa, uso malicioso de instrumento público falso, uso malicioso de instrumento privado mercantil, giro doloso de cheques y uso malicioso de certificado de depósito y vale de prenda falso.
Frei se autodenunció hace poco más de un año ante la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte de Santiago revelando una serie de transacciones financieras ilícitas a nombre de la sociedad Inversiones Saturno S.A.
Hasta ahora la formalización está agendada para el 19 de mayo de 2021

El crucial rol del presidente y la negociación entre los Jalaff con sus compradores: La nueva fisonomía que se abre para Patio

En medio de un aumento de capital en pleno desarrollo, los Jalaff bajarían su participación en un par de puntos en el conglomerado inmobiliario, pero además ahora viene otra negociación. Una en la que el bloque de los “nuevos accionistas” con capital, como se les ha denominado a los no vinculados a los fundadores o sus relacionados, mandataron a un negociador común: Octavio Bofill. Al frente, por los Jalaff, está Claro y Cía y el banco de inversiones Asset Chile. Mientras, Andrés Solari, el presidente del grupo, cumple el rol de organizar el trabajo colectivo entre accionistas de este buque inmobiliario.

El lazo entre Horst Paulmann y Julio Moura que pavimentó el recambio en Cencosud

Aunque son muy distintos en personalidad, el alto ejecutivo brasileño, nuevo presidente de Cencosud, tiene a su haber más de una década de cercanía con el fundador del conglomerado. HP -como se le conoce en el mercado-, pese a que desde abril de 2022 no tiene un cargo formal en la compañía, en alguna medida y tras un largo período silente, está de vuelta.

La dupla de chilenos que toman el timón ejecutivo en el grupo aéreo Abra

En enero Adrián Neuhauser asumirá como CEO de este conglomerado dueño de Avianca y Gol. Con sólo dos altos ejecutivos en su staff -el otro es el también chileno Manuel Irarrázaval, como CFO-, Abra ya está tomando acciones para restructurar las finanzas de la firma brasilera, con la asesoría de la misma compañía, Seabury Capital, que ayudó a Avianca. ¿El paso siguiente? La bolsa… y cautivar a Sky para que se sume al grupo.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR